Había estado prolongando escribir acerca nuevamente del tema por su nivel de polémica y complejidad, pues aunque parezca cualquier cosa, hablar de corbatas no es como hablar de enchiladas, que sólo hay verdes, rojas, suizas, de mole y especiales Tacuba; o bueno, tal vez sí es como hablar de enchiladas. Pero como tuvo a bien pedirme consejo y asesoría una de mis BFF, mi amiga rubia María Elena Betancourt, pues coacheaa un joven que tiene que lidiar todos los días con el fashion y solicita en calidad de emergency de los súper poderes de la liga del  Know how,no tengo más remedio que poner a su servicio lo que sé, y dicho sea de paso, este post podría ser de gran ayuda también para todos aquellos hombres  que trabajan en oficinas gubernamentales o privadas donde les exigen como un requisito implícitamente obligatorio el buen uso y la bonita costumbre de la corbata.



La corbata es un accesorio con un montón de poder sobre la imagen que proyectas, pues comunica demasiado. Habla acerca de tu estatus social, económico y cultural, es decir, de tu profesión, de tus gustos e intereses y por lo tanto podría delatar tu edad o hacerte ver más interesante, un poco mayor o más joven.
Los colores fuertes y alegres evidencian una personalidad extrovertida o, en el peor de los casos, una errada interpretación de las tendencias de la moda. Algo similar puede decirse de quien opta por adornar su cuello con estampados llamativos o lunares de diversos diámetros. Quien quiera ir a la segura, elegirá lo clásico. Y nada más clásico que el diseño a rayas, aunque a mi me gustan lisas y angostas, al estilo inglés (pondría un emoticón con ojos de corazón).



A continuación los puntos a considerar cuando utilizas corbata:
La corbata nunca debe sobrepasar la cintura del pantalón. No debe asomarse por encima del cinturón ninguno de sus extremos.
La parte más estrecha de la corbata, no debe verse nunca por detrás de la parte ancha.



Los nudos de la corbata deben estar siempre apretados y ajustados al cuello para que no se vea el botón superior de la camisa. Conviene llevarlo abrochado.



No iguales nunca el dibujo de la camisa con el de la corbata. Por regla general, con sus excepciones, a camisas estampadas corbatas lisas y a camisas lisas corbatas estampadas. Aunque ahora la tendencia es un poco más desordenada.



Evita, al menos en eventos muy importantes, utilizar camisas de botones al cuello con las corbatas. Son mucho más elegantes las camisas sin botones en los cuellos (ya habíamos hablado de eso. Te dejo la liga por si quieres verlo http://www.nellyflor.com/2015/11/los-hombres-con-corbata-atraen-pero-que.html).



No utilices nudos grandes con cuellos de camisa pequeños y viceversa.



Escribiendo todo esto, no pude evitar llegar a la conclusión de que en todos los sentidos, hablar de corbatas es un albur.

 Está muy en boga en revistas y blogs de moda publicar consejos como si “volver al futuro”  fuera una posible realidad. Y algún día te compartiré mi gran lista de todo lo que haría si tuviera 20 otra vez con mi experiencia de 30, pero hoy sólo serán 5 lecciones que comprendí a mis “tas” con un poquito de dolor y que bien pude evitarme si a mis “tes” hubiera tomado mejores decisiones, hablando de imagen específicamente.




Gastar mucho dinero en ropa

La ropa definitivamente es una gran inversión para potencializar tu imagen personal, pero a veces le damos demasiada importancia, cuando la realidad es que no necesitas un armario kilométrico, sino prendas exclusivas, fundamentales y básicas para diversas ocasiones; y sobretodo, lo que realmente necesitas es ser feliz, invierte tiempo, dinero y esfuerzo en ser feliz, porque la ropa se hace vieja y pasa de moda, y la sonrisa jamás.




No acudir regularmente con la dermatóloga

La verdad es que mi genética, hablando de la piel específicamente, siempre ha sido una lata, porque mi piel es grasa, pero reseca, pero delgada, pero con poros muy abiertos, pero mixta, pero demasiado blanca… pfffff, mi piel no encaja en ninguna etiqueta dermatológica, y de adolescente tuve un acné bastante peculiar que dejó cicatrices en mi cara, y que el dermatólogo con el que iba no era el indicado, pues a veces, el acné tiene que ver con  hormonas, es decir que hubiera sido lindo que fuese menos soberbio y me mandara con un endocrinólogo también. En fin, ahora mi dermatóloga actual no me manda productos de belleza que encuentras en ningún almacén fifi, por el contrario, su receta generalmente consiste en un jabón facial para mi tipo de piel (o el que más se le aproxima) para lavarme la cara religiosamente por las mañanas y por las noches, dos que tres pomadas dermatológicas para mis cicatrices y manchas solares y el más importante, BLOQUEADOR SOLAR para mi tipo de piel (o el que más se le aproxima), ese debí empezarlo a usar  diariamente a los dos segundos de nacer, pero nadie me lo dijo.



No haber ejercitado mi cuerpo diariamente

Ejercitar tu cuerpo va más allá de marcar y verte increíble sino sentirte increíble, crear una condición y perseverar para mantenerla. Formar en ti el sentido de constancia con el único fin de generar hormonas de felicidad y sentirte y verte realmente sano.



Haber fumado

Sobran las explicaciones, pero personalmente lo que pasó cuando dejé de fumar, y eso que no lo hacia diario sino de manera más social, fue que despertar dejó de ser una horrible experiencia todos los días con la saliva espesa y la garganta congestionada, creo (a diferencia de lo que pueda pensar mi kisser) que tengo mejor aliento, mejor condición física (a diferencia de lo que pueda… jajaja no es cierto), y lo más importante es que dejé de envenenarme voluntariamente.



Tardar demasiado tiempo en invertir en mi sonrisa (en el sentido literal y en el figurado)

En el sentido literal, cuando tenía 12 años, el dentista le sugirió a mi mamá que me pusieran brackets, y eso pasó, sólo que durante 2 años nadie en mi casa notaba diferencia alguna, entonces le pidieron que me los quitara y yo crecí un poco acomplejada por la chuecura de mis dientes. Cuando empecé a trabajar fue un issue que dejé por mucho tiempo para luego. Finalmente lo hice, y ahora, de lo único que me arrepiento fue de haberme tardado tanto.

En el sentido figurado, haberme permitido trabajar con una mujer psycho que me acosaba laboralmente, y yo, con la idea de que al primer trabajo de tu vida no deberías renunciarle, porque si aguantas llegaras bien lejos (bullshit!!!!)… y bueno, igual, aguantar relaciones destructivas, llámense jefes, novios, amigos y/o mascotas.


…now?

Este post lleva dedicatoria, está escrito a petición de una de las mujeres más atractivas que conozco, y más allá de su hermosísima apariencia física, es la más simpática, segura y extrovertida del mundo. Toma nota de lo que estoy diciendo… tiene mayor importancia by far tu nivel de seguridad por encima de todo lo demás; pero la verdad es que la ropa también puede ayudar y Marién Mentoladalo sabe.



Cuando tu cuerpo se parece a una hermosa X o a un “reloj de arena”, a grandes rasgos, el contorno de tu pecho y el de las caderas tienen el mismo diámetro, y la cintura es mucho más angosta. No faltará aquella chica que piense que las curvas son lo máximo y que dejarlas en evidencia es la mejor idea,  y lo respeto, pero no, en realidad hay curvas que demandan demasiada atención visual y hay ocasiones en las que es mejor disimularlas.



Cuando elijas tuoutfit, busca prendas que se ajusten a tus curvas en lugar de ropa guanga.

Escoge blusas que tengan algo de escote, principalmente cuellos V, y sacos que tengan una solapa angosta.
Las faldas lápiz o tubo son una buena opción, puesto que son tradicionales e igualmente modernonas, y es que es importante que sepas que la falda no debe ser muy amplia pero tampoco muy ajustada. Este tipo de corte es la mejor idea para promover tu figura sin agregarle volumen demás.
Los vestidos con “cintura imperial” son perfectos para este tipo de cuerpo.


O si no, complementa los vestidos con accesorios como cinturones llamativos que lleven la atención hacia la cintura.
Los vestidos camiseros, y esos que son  de una sola pieza con falda son una gran opción, pues sobresalen las caderas, y el pecho ajustado contrasta con tu increíble cintura.
También puedes probar con los pantalones rectos a la cadera, sirven perfecto para balancear las curvas.



La verdad es que si tú también tienes este tipo de cuerpo, agradécele a los dioses del Olimpo y ¡quiérete mucho!

Sin la más mínima intención de aludir a nadie, mucho menos de verme fanfarrona, me siento «la muy muy» por pertenecer a la comunidad de IESModa Casa de Francia, aunque habrá quienes discrepen de mi opinión; aparte de la increíble Emmanuelle De Roman, quien la dirige, son algunos de sus alumnos y ex alumnos quienes  respaldan el honor y el nombre de mi querida escuela, como Guillermo Vargas (SOY SU GROUPIE maaaal), a quien tuve el gusto de conocer en 2010 cuando regresé a mi escuela dispuesta a titularme después de 3 años de haber terminado la carrera y clavarme en lo laboral por completo. Puedo decir que es uno de esos momentos de tremenda claridad que tienes en la vida, donde se hace evidente que nada es casual; cuando entiendes de qué va el destino y que el tiempo y el espacio se manejan en completa perfección… (creo que ya me estoy pasando).
En fin, sin más preámbulos, te presento a 1/8 Takamura de Guillermo Vargas.



Puedo decir que este genio (tengo miedo de que se le suba a la cabeza) comenzó su formación a los 14 años de edad. Su curiosidad lo llevó a explorar la creación de disfraces, botargas y vestidos de novia. Aprendió a patronar y a bordar, y lo siguiente fue formalizar su vocación en IESModa Casa de Francia donde estudió la Licenciatura de Moda y Creación, y donde tuvo contacto con personas increíbles como Isabel Marant (sí, esa buena mujer que fue acusada de plagio de algunas prendas de artesanas Oaxaqueñas y quien sabe qué mas… y que en realidad es una gran diseñadora tomando como inspiración no sólo al estado de Oaxaca sino a México en general) con quien Guillermo colaboraría en el año 2000. Dos años después “Moët & Fashion México” lo premia como “el mejor diseñador joven” para la prestigiosa firma francesa Moët & Chandon. En 2005 gana el concurso “Fashion Forward” en “Fashion Week México” y en el 2007 realiza una especie de “residencia” con la diseñadora Christine Alcalay en Brooklyn, N.Y.



A su regreso, trabajó en una marca importante mexicana como diseñador de tejido de punto para ropa tanto de hombre como de mujer; a la par, comenzó a explorar la labor de “profe” en “Fábrica Social” que es una ONG en donde se capacita a mujeres artesanas indígenas de diferentes comunidades en materia de diseño y producción de prendas.
Fueron sus increíbles conocimientos en patronaje lo que lo llevaron a IESModa Casa de Francia a dar clases y en donde tuve la GRAN dicha de conocerlo y hacernos compas.



1/8 Takamura es su proyecto como creador en el que integra la historia y las técnicas de su familia, quienes tienen raíces japonesas, con nuevos conceptos para crear prendas únicas para la vida diaria a través de procesos de experimentación artesanales y muchas otras veces no convencionales, y que responden tanto a lo estético como a lo funcional.
Cada prenda deja ver la cadencia y el diálogo que existe entre funcionalidad y belleza.




A continuación los puntos de venta:
CDMX:
• Nakedboutique.com (Roma Norte) 
• Lago DF (Polanco y Lomas)
• Stendhal Store (Polanco – Masaryk) 
• Happening Store (San Ángel)
• Taxonomía (Río Amazonas – Reforma) 
• MUAC (Insurgentes Sur)
• El Bazaar Sábado (San Ángel)
• La Lonja MX

Guanajuato:
• Kingsley I market (San Miguel Allende)

Guadalajara:
• Albergue Transitorio

Baja California:
• Self Edge México (San José del Cabo)

Estados Unidos (USA):
• Cooperativashop.com
Puedes visitarlos en:

  • Su showroom en Córdoba No. 67. Colonia Roma. C.P. 6700 Del. Cuauhtémoc, México D.F.



  • El Bazar del Sábado en La Plaza de San Jacinto No. 11, Col. San Ángel, CP: 01000. Delg. Álvaro Obregón, CDMX. Local No. 30.




O llama al  01 (52) 5535-3431 y/o visitar su sitio http://1-8takamura.com

Y bueno, como podrás ver, me siento súper orgullosa.



Mil y un veces he podido confirmar que efectivamente los hombres vienen de Marte y las mujeres venimos de Venus, y no lo digo con fines separatistas o feministas o de superioridad o inferioridad, sino porque así lo creo y lo súper respeto. Sin embargo, y tal vez esté un poco generalizando, hay un gran número de hombres que creen que su manera de vestir, comportarse y su higiene personal no influyen en la paz mundial o en el cambio climático, pero lo que no saben es que definitivamente cobran una gran fuerza en su relación con los demás y por lo tanto en sus éxitos y fracasos, porque la imagen comunica. Por eso creo que deben saber estas 5 verdades:
     La imagen siempre importa, así como la higiene y el olor, aún si trabajas en un buffet de abogados, en un invernadero o en un café internet. Oler rico siempre siempre te sumará puntos (aquí te dejo la liga de mis «consejos para una fragancia única«)

La creatividad en el vestir no influye en tu preferencia sexual aunque así te lo hayan hecho creer los hombres muy hombres con los que te tocó crecer. Ya sé que ya he hablado de esto, pero lo retomaré cada vez que pueda, porque admiro un montón a los hombres que se atreven a hacerlo diferente.



 
Hombres, por favor, no abusen con el gel, es más, cámbienlo por una cera… o por nada. El gel no está de moda, tal vez está mal que yo lo diga, porque soy muy fan y consumo American Apparel pero NO SON LOS 90´s el wet hairstyle  ya fue, y ya fue hace rato (igual que las mechas californianas para las señoritas).



 
Los zapatos negros y picudos dizque de vestir con jeans guangos provocan estrabismo, de verdad, no hay necesidad.


   Y ya por último, las malas palabras en ustedes se escuchan igual de mal que en las “chics”, no se crean exentos, no es una cuestión de género sino de educación y de bagaje cultural.