“El súper poder de ser cyborg también conlleva una gran responsabilidad”.

Stan Lee Nelly Flor

Desde el comienzo, después del big bang, cuando los humanos aparecimos, comenzamos a pasar muuuuuchísimo tiempo en el mundo de las ideas, donde todo es más grande, más intenso y normalmente, irreal. En ese mundo de fantasía, visitamos varias veces lugares maravillosos, llenos de emociones positivas y sensaciones de infinita paz y bienestar… otras veces, por el contrario, visitamos lugares súper lúgubres, obscuros, peligrosos y muy fríos… como una especie de pasillo infinito donde hay un tapete persa infinito también, que huele a humedad con puertas cerradas y armaduras oxidadas, donde nos pasamos la vida tocando, con la esperanza de que la siguiente puerta que abra nos lleve a un mundo mágico de alegría. En el inter nos hacemos bolita y nos paralizamos muchísimo tiempo.

Esto me ocurre seguido, y reconozco que se llama auto sabotaje… y me sucede normalmente cuando me enfrento con algo desconocido, o sea, cuando me paro delante de una puerta con título imponente como:  “Condiciones autoinmunes”, “Hemoglobina Glucosilada”,  “Bomba de insulina”… o la última, “Sensor, SmartGuard”.

En este capítulo, compartiré mi experiencia y el auto sabotaje que viví durante algún tiempo en relación a esta última puerta llamada: “SENSOR, SMARTGUARD”

Si bien desde hace 10 años empecé a realizarme periódicamente exámenes de sangre, al mismo tiempo que inicié mis estudios e investigaciones personales acerca del sistema inmune y los infinitos motivos por los que puede atacar al propio cuerpo; hace 4 años comencé a usar bomba de insulina,  y desde el principio tuve la opción de usar sensor… jamás quise, porque de por sí traer bomba de insulina ya es lo suficientemente demandante como para todavía estar viendo graficas de mi glucosa todo el tiempo, escuchar alarmitas constantemente, picar más cachos de piel y mil ideas más que se me ocurrían. Todo eso era un vil pretexto, la verdad no quería porque implica un paso más en el proceso de aceptación, y por lo tanto significa más responsabilidad. No es mentira eso que dicen los súper heroes de comic: “Con un súper poder, viene una gran responsabilidad”. El súper poder de ser cyborg también conlleva una gran responsabilidad, por lo tanto asusta, y asusta un montón.

La responsabilidad de tu salud, de tus decisiones o indecisiones, ¡claro que asusta!

Una vez más entiendo que es parte del proceso, pero falta que alguien que ya superó ese miedo te cuente que:

“Sí, estás viendo todo el tiempo tus graficas, pero la ventaja es que enseguida puedes hacer correcciones también”

“Sí, todo el tiempo, o en muchos momentos te suenan alarmas, pero eventualmente te acostumbras y no son tan molestas”

“Sí, un pinchazo más a la semana, pero no es doloroso… no tanto”

“Si, a veces es frustrante lidiar con los defectos de laboratorio, fallas técnicas y errores de colocación… pero con la práctica eventualmente sucederá cada vez menos”

Lo que debes saber del sensor es que tiene estos cuantos contras, pero tiene muchísimos PROS:

El monitoreo continuo de glucosa te permite controlar tus niveles y darle seguimiento a las tendencias y los patrones para poder corregir constantemente y lograr mejores números.

Requiere un pequeño equipo, que personalmente acabo de bautizar como “Yoshimi” (porque es mi guardián personal, cintanegra-ninja-karateca que me ayuda a estar mejor y más protegida en cuestiones de salud física). Consta de un transmisor y un sensor que mide los niveles de glucosa intersticial cada 5 minutos, lo que significa que recibirás 288 lecturas al día, en comparación con aproximadamente 6 a 10 lecturas cuando se utiliza el control tradicional de glucosa sanguínea mediante punción capilar. Es decir, como sí pudieras ver la película completa en vez de sólo fotografías.

La buena noticia es que no hacen falta más piquetes capilares de las habituales para conseguir mucha más información.

Lo que es aún más increíble es que este sistema te ayuda a ver las tendencias de tu glucosa, permitiéndote ver los valores en gráficas y saber si tus niveles están subiendo o bajando. De esta manera, puedes empezar a anticipar las hipoglucemias (bajas de glucosa) e hiperglucemias (altas de glucosa).

También puedes personalizar las alertas predictivas de hipoglucemias o hiperglucemias para que te permitan reaccionar antes de que ocurran, ya sea infundiendo una dosis de corrección o suspendiendo la infusión antes de que ocurra un bajón.

Como ves… al final, una vez que aceptas convertirte en cyborg, la responsabilidad de tener un súper poder es el resultado de tener más y mejor información.

Para resolver todas tus dudas, aquí te dejo la pagina de medtronic (clic aquí)

Por el momento, Yoshimi y yo nos despedimos, no sin antes recordarte que me sigas en todas mi redes sociales para que no te pierdas ningún detalle de cómo vivo Mi Manual de Cybor en la dulce vida real: @nellyflordotcom

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario