Primera Parte.


Hola, soy Nelly Flor. Desde que tengo memoria humana, mi papá se ha tomado muy en serio su papel de orientador y guía de vida, sobre todo a la hora de probar cosas nuevas, llámese comida y/o experiencias. Por eso, hoy en día alzo los brazos al cielo y agradezco al universo que puedo disfrutar de casi todo tipo de comida, y digo casi, porque definitivamente brochetas de víboras y cucarachas fritas chinas muy probablemente no, pero todo lo demás, sí. Lo que no significa en ningún momento que no me resista al cambio y que no me tiemblen las rodillas cuando se me presenta algo desconocido, como me pasó el día en que el endo me propuso colocarme la microinfusora de insulina. Mi reacción inmediata fue pelar los ojos y tragar saliva para darle una respuesta conciliadora de manera que no notara que me estaba poniendo pálida del terror, entonces le pregunté –“¿lo puedo pensar?”, él sonrío y me dijo –“¡Claro!”. De eso han pasado varios años y fue hasta hace poco (relativamente) que jalé aire para hacer todos y cada uno de los tramites necesarios para tener un páncreas mecatrónico y convertime entonces en un digno representante del gremio de los cyborgs.


¿Qué me hizo reaccionar? El motivo principal fue que el endo me había advertido de lo arriesgado que sería embarazarme con un descontrol de glucosa en sangre, y en ese momento yo estaba tan enamorada que obviamente empecé a hacer planes a futuro con mi pareja; pero sin duda, también me motivaba el profundo deseo de hacer las cosas cada vez mejor, por amor propio, por tener energía y muchas ganas de vivir mejor.
Sólo me agobiaba el hecho de que vendría conmigo a todos lados y no había manera de ocultarlo, pensaba que ya no podría usar ombligueras, ni leggings, ni vestidos muy entallados, porque qué oso que la gente lo viera, y qué flojera dar explicaciones todo el tiempo. Hasta que un día me desperté con la llamada de mi asesora de Medtronic para avisarme que ese mismo día recibiría en mi casa mi bomba de insulina , entonces ya era algo muy real; pensé, “¿qué diablos?, total, MI DULCE VIDA ya es pública, será un tema más del cual podré escribir (sonrío).


Segunda Parte.


El día que el endo me propuso colocarme la microinfusora de insulina, después de explicarme en qué consistía, comencé a fantasear cómo sería. Entonces llegué a mi casa a buscar en internet imágenes y toda la información al respecto, y en ese momento pensé: -“Sí la quiero, pero no ahorita” (soy de la media de la población del sí sí, pero no, mejor al ratito… creo que se llama miedo a lo desconocido).

¿En qué consiste una microinfusora de insulina?
(Se aproxima un repaso)


La microinfusora de insulina es un pequeño aparato, del tamaño y peso de un ipod, el cual no se implanta, más bien la insulina es administrada a través de una especie de mini catéter que se inserta por debajo de la piel y se cambia cada 2 ó 3 días, puede desconectarse fácilmente para bañarte, nadar o realizar cualquier actividad física que así lo requiera. Con solo oprimir un par de botones administra la cantidad de insulina que requieres. La terapia con la microinfusora o bomba de insulina está diseñada para personas insulinodependientes. Es el tratamiento que más se parece a la acción de un páncreas saludable, pues además de cubrir la necesidad de insulina durante las comidas, administran insulina las 24 horas del día, de acuerdo a un plan programado diseñado especialmente para ti, sustituyendo a la vez lo que normalmente utilizarías de insulina lenta, esto para mantener niveles de glucosa en sangre en el rango deseado entre las comidas y durante la noche.
La terapia con microinfusora de insulina, te da más libertad para comer lo que quieras, cuando quieras, saltarte una comida, dormir o hacer ejercicio sin temor a una baja de glucosa severísima.


Ese “ahorita no”, lo sostuve en mis pensamientos saboteadores a lo largo de 5 años aproximadamente, y hoy me río, porque sólo puedo pensar que me tardé demasiado. Mi páncreas mecatrónico resultó mucho más discreto que las jeringas. Cuento con los dedos de la mano, las veces que algún extraño me ha preguntado “¿qué es eso?”. Además, me sigo vistiendo exactamente igual. He encontrado mil y un maneras prácticas de portarlo… en fin, mi páncreas mecatrónico y yo somos uno mismooooo.

Lenny y Nelly
Lenny y Nelly

Hola, me encuentro nuevamente frente al teclado dispuesta a compartirte información referente a la vida con diabetes, así como algunas ventajas de contar con un órgano mecatrónico como lo es una bomba de insulina y con un dispositivo fundamental como es un medidor continuo de glucosa.

Hace algunos años, después de haber superado mis resistencias y logrado mejorar mis conocimientos en cuenta de carbohidratos y plan de alimentación, llegué a pensar que al obtener una microinfusora de insulina y aumentar mi actividad física, sería suficiente para mejorar mi HbA1c. Sin embargo la experiencia y el tiempo me han demostrado que me estaba faltando un factor sumamente importante en la ecuación; la medición constante de glucosa, lo cual se vuelve menos dolorosa y menos complicada con un medidor continuo.

Persiguiendo un Status Quo siempre…

Alcanzar un Status Quo es de alguna manera imposible, pues quienes vivimos con diabetes tipo 1 sabemos que siempre se puede estar mejor.

¿Qué cómo ha logrado Nelly Flor estar cada día mejor?

La respuesta a la pregunta anterior la responderá mi amigo Lenny, que ha sido testigo presencial de mi transformación mecatrónica casi biónica.

Los reportes consisten, a grandes rasgos y para no marearte, en informes legibles que muestran las lecturas del sensor, las alertas del sensor, la insulina basal y la insulina administrada en cada comida, así como los niveles de carbohidratos y el ejercicio realizado durante un día. Este informe les ayuda a identificar la causa y el efecto de episodios de glucosa en sangre, tanto de altas como bajas.

En estos informes también se muestran la configuración del dispositivo para una hora y un día determinados en el caso de que se hayan programado patrones temporales, que generalmente atienden a actividades específicas del usurario de la bomba en cuestión.

Estos documentos le ayudan a repasar las decisiones de tratamientos anteriores con el fin de entender posibles áreas de mejora.

Los informes se muestran en formato PDF. Se pueden visualizar en línea, guardar, imprimir o enviar por correo electrónico. Puede compartir sus informes con su endo y educador en diabetes de cabecera, quienes podrán ayudarle a decidir si debería ajustar su régimen de tratamiento y de qué manera hacerlo. Los informes pueden generarse uno por uno o en grupos.

No pude escribir este capítulo sin tener en la mente y en el corazón, tanto a mi endo (Raquel Faradji), a mi educadora en diabetes y sensei (Elena Sainz) y por supuesto a mis siempre asesoras de Medtronic (Monica Martinez y Nadia Montes) quienes conforman parte fundamental de mi red de apoyo y por quienes hoy puedo bailar thriller cada vez que mis resultados de HbA1c mejoran.

Hola. Soy Nelly Flor, estoy acá para compartirte lo aprendido desde mi transformación. Aunque debo confesarte que las hipoglucemias y las hiperglucemias cada día son menos pues el sistema operativo de mi páncreas mecatrónico me protege, no termino de estar exenta. Por este motivo, aún resulta útil dedicar un capítulo a las glucemias, control y manejo de las mismas cuando se desajustan.


Descripción Hipoglucemia:


No es como caer en un socavón de la carretera a Cuernavaca, es más como entrar en un túnel de Mario Bros… No, bueno, tampoco así. Se siente más parecido a caer del árbol de los chícharos mágicos, donde vive San Pedro y quien siempre está cantando mientras limpia sus llaves.
Recién se percató de mi presencia; despabila y me dice: -“¡Ey Señorita! Este no es su lugar todavía, vaya y tome de la pileta sagrada (que en realidad es un enorme bowl naranja) un puño de jelly beans y otro de gummy bears y andiamo de aquí!”… (pienso en lo curioso que resulta para mí que el señor de sotana blanca y barbas largas conozca perfecto cuáles son mis snaks favoritos para un bajón de glucosa)… Estiro mis extremidades para alcanzar lo que guardo debajo de mi cama, con un poco de dificultad abro la bolsa donde guardo mis dulcesitos, cierro los ojos y trato de concentrarme en el acto de sobrevivir mientras mi boca está completamente llena… respiro y poco a poco los cables de mi cabeza comienzan a conectar con los de mi lengua… siento cómo mis pulmones reciben oxígeno a la vez que voy sintiendo alivio.


Valores de Hipoglucemia


Las hipoglucemias o bajones ocurren cuando el azúcar en la sangre del cuerpo (glucosa) disminuye demasiado. El azúcar en la sangre por debajo de 70 mg/dL se considera bajo. El azúcar sanguíneo a este nivel o por debajo puede ser dañino. El término médico para el azúcar bajo en la sangre es hipoglucemia.
Síntomas de hipoglucemia.


Primera etapa.


• sensación de hambre
• dolor de cabeza
• sudoración fría
• cambio de carácter
• temblores
• dolor abdominal


Si continúa sin ser corregida, se pone peor:


• dificultad para pensar o hablar
• comportamientos extraños
• visión borrosa
• adormecimiento
• mareos


Si el descenso es muy pronunciado puede llevar a:


• alteración de la conciencia
• convulsiones y coma


¿Cómo salir de un bajón?


Mientras exista conciencia:


Primera etapa:


• glucosa (2 pastillas)
• azúcar 2 terrones
• jugo de frutas (100 ml)
• refrescos o colas no light (100 ml)
• 1 puño de arándanos
• 1 cucharadita de miel


En caso de inconciencia:


• NO DAR alimentos ni sólidos ni líquidos por boca.
• Glucagón!! Hay que administrar una hormona que se llama glucagón (intramuscular o subcutáneo).


La dosis será de:


• 1/4 de ampolla en los menores de 2 años
• 1/2 ampolla de los 2 a los 6 años
• 1 ampolla entera de 6 años en adelante
• El glucagón hay que tenerlo en los lugares donde habita el paciente. Es muy sencillo y su administración no implica ningún riesgo.


Descripción Hiperglucemia:


Es la 5ª vez que paso visita en el baño en el transcurso de dos horas, convirtiéndome en cliente frecuente del water, y mi humor está poniéndose peor que cuando Robben le robó a mi selección el gol que nos llevaría a ganar la copa del mundo en 2014.
“No hay motivos para que esto sea una hiperglucemia”, pensé… pero me conozco, sé que algo en mi no está bien, así que decido medir mi glucosa de manera capilar… (y es que a Yoshimi, mi guardián, está en recarga). Casi se me salen los ojos cuando en la pantalla del glucómetro aparece un numerote. No hay lógica ni explicación alguna. Repasando mi cena y mi cuenta, no hubo error. Decido extraer la cánula y en efecto, está doblada, impidiendo que la insulina entre en mi cuerpo. “Estas cosas pasan”, pienso. El coraje y la frustración, también pasarán.


La hiperglucemia no causa síntomas hasta que los valores de glucosa están considerablemente elevados, es decir, por encima de 180 a 200 miligramos por decilitro (mg/dL). Los síntomas de la hiperglucemia se desarrollan lentamente. Mientras más tiempo permanezcan altos los niveles de azúcar en la sangre, más graves pueden ser los síntomas.
Signos y síntomas iniciales.


Reconocer los síntomas iniciales de la hiperglucemia puede ayudarte a tratarla de inmediato. Presta atención a:


• Ganas frecuentes de orinar
• Aumento de sed
• Visión borrosa
• Fatiga
• Dolor de cabeza


Si no se trata la hiperglucemia, puede comenzar la acumulación de ácidos tóxicos (cetonas) en la sangre y en la orina (cetoacidosis). Los signos y síntomas incluyen los siguientes:


• Aliento con olor a fruta
• Náuseas y vómitos
• Dificultad para respirar
• Boca seca
• Debilidad
• Desorientación
• Coma
• Dolor abdominal


Es entonces cuando debes consultar con un médico.
Llama al 911 o solicita asistencia médica de emergencia si:


• Estás enfermo y no toleras alimentos ni líquido, y
• Los niveles de azúcar en la sangre se encuentran continuamente por encima de los 240 mg/dL y se hallan cetonas en la orina.


Cómo curarte la alta.


Cuando inicias tu tratamiento con insulina, tu doc debe darte los niveles de factor de corrección, mismos con los que está programada tu bomba, o sea que es importante que apliques un bolus wizard anotando tu nivel de glucosa, de manera que la bomba indicará la cifra necesaria de insulina para aplicar tu corrección.
Cómo prevenir cualquiera de las anteriores.


Sigue el plan de comidas para la diabetes. Si usas insulina o tomas medicamentos orales para la diabetes, es importante que mantengas la coherencia respecto de las cantidades y los horarios de las comidas y las colaciones. Debes conservar un equilibrio entre los alimentos que comes y la insulina que actúa en el cuerpo.
Si cambias el nivel de actividad física, pídele a tu endo realizar un ajuste en tu dosis de insulina. Los ajustes dependen de TIEMPO EN RANGO, así como de los resultados de los análisis de sangre; del tipo y la duración de la actividad.


Si después de leer esto, te surgen más dudas, no lo pienses y escríbeme… a mí, o a mi familia MEDTRONIC.

Para situaciones extraordinarias, medidas ordinarias.

Este texto no es un capítulo como tal, sin embargo, forma parte esencial de este manual.

Los anexos son los comentarios o las anotaciones que complementan un documento.
Supongamos que un diseñador, creativo, terapeuta humanista, mitad humano, mitad
máquina, presenta una investigación sobre la estrecha relación que ha establecido con su microinfusora de insulina y todos sus gadgets en una determinada ciudad, en un determinado país. Este personaje desarrolla su primer trabajo a lo largo de doce páginas. Como anexo, agrega otras páginas donde detalla una situación particular.
El anexo, en este caso, sirve para compartir un listículo de “5 pasos para hacerse cargo de lo que si está en sus manos”.

Sobreponerse a los cambios.

En medio de la situación menos esperada y más inverosímil con la que esta generación de humanos hemos tenido que apechugar. Similar a una película de ciencia ficción, mezclada con un toque de surrealismo y terror; este thriller filmado a nivel mundial, resulta casi imposible sobrellevarlo y responder asertivamente a la vieja rutina de vivir. Y es que no es para menos, repasando los hechos, le dijimos “hasta nunca” al Manual de Carreño; hemos tenido que cambiar nuestra forma de existir prácticamente de un día para otro. Las leyes de convivencia como hasta hoy las conocíamos tuvimos que corregirlas y adaptarlas acorde a lo que la Organización Mundial de la Salud nos ha exigido de la manera más atenta.

Las especies que se adapten más a un determinado ambiente, tendrán un mejor futuro. Según Darwin lo más importante es la adaptación porque esto lo capacitará y le dará mayores cualidades para poder sobrevivir. Por lo que ya no importa tanto la fuerza o el poder de una cierta especie, sino la adaptación y modificación a un cierto ambiente, que lo pondrá a prueba y lo confrontará con otros seres iguales o mejores que él, pero al vencer la adversidad, alcanzará la supremacía de su especie y ésta será heredada a sus descendientes, los cuales tendrán mayores probabilidades de supervivencia.

Bajo los principios de esta ley, que reconozco me llena de angustia y ansiedad, elijo poner manos a la obra y hacerme cargo de lo que sí puedo controlar, como en mi caso muy particular, lograr lo que los cyborgs conocemos como TIEMPO EN RANGO.

Cómo lograr tiempo en rango en el resguardo de tu hogar en 5 pasos:

1. En una libreta exclusiva y divertida, anota tus horarios de comidas y colaciones, los alimentos que consumes y cuanta insulina te administras. Ya sé que suena a pesadilla, sin embargo, tanto tú como el endo sabrán exactamente cómo funciona tu diabetes.


2. Repasa tu cuenta de carbohidratos. A veces damos por hecho que nuestros cálculos son perfectos, y tras!!!!, siempre es necesario un repaso, porque las pequeñas diferencias en tu cuenta hacen grandes cambios en tus glucemias.


3. Deja las relaciones tóxicas, obsesiónate con tus glucosas. Invertirle atención al celular intentando rescatar relaciones virtuales dañinas, es dedicarle tiempo bueno al malo. ¡Avienta el teléfono!, ¡toma el glucómetro, tu bomba y sus gadgets!… ¡mide tu glucosa, mide tu glucosa, observa tus glucosas!, ¡conoce tus glucosas!…¡domina tus glucosas!


4. Dona, regala, vende los alimentos altos en carbohidratos. Elige lo natural y hecho en casa.Aprende a cocinar para ti… para tu cuerpo. 

5. La actividad física es tu aliada. A mi me va mejor, ejercitarme en la tarde… Aunque tengo que reconocer que confinada en las paredes de mi casa, me resulta casi una misión imposible, soy testigo que mi glucosa lo agradece.

Pasada esta crisis, retomaremos los capítulos 7, 8, 9… y contando. En tanto no olvides que “ninguna situación es permanente, permite que todo suceda, lo “bueno” y lo “malo”, sigue adelante, nada es definitivo”. Rainer María Rike.

Las hormonas rigen nuestra vida; nuestro cuerpo, otros cuerpos, el universo entero…

Suponiendo que uno de nuestros propósitos para este 2020 fuese lograr un mejor número, tanto en Tiempo en Rango como en HbA1c. Es necesario apoyarnos en algunas otras herramientas como en diferentes actividades. Ejercitarnos, para usar menos insulina, y/o comer mejor, y/o trabajar nuestras emociones, y/o mantener orden y constancia en todas las anteriores.

Me siento como mi sobrino cuando me presume que tiene 5 carritos, jajaja… pero este post no es para alardear acerca de mis 3 tatuajes sino que tener diabetes no es sinónimo de no poderte tatuar.

Ayer publiqué una imagen con un dizque tatuaje en el brazo, súper falso, pero probablemente ya habrás notado que sí tengo un tatuaje real cerca de la clavícula izquierda, y si has visto mi Instagram o mi Facebook, también podrías percatarte de que tengo también otro de un ganchito de ropa entre el cuello y la espalda, y un dibujo en el costado.


Cada vez que llego a casa de mis papás con algún tatuaje nuevo, de antemano sé que al menos mi papá, me dejará de hablar mínimo un par de horas.

Cuando decidí hacerlo por primera vez, no fue a mis papás a quienes pensaba que debía pedirles autorización, puesto que yo lo pagaría y además tenía 26 años de edad, sino a Héroe. Su respuesta fue permisiva, aunque me torció un poco la boca, pero al final tener diabetes en ningún momento significa “no te tatúes”, pero sí asegurarte que llevas un tiempo considerable con los niveles de glucosa bajo total control para poder hacerlo.


Un mal control de glucosa podría provocar alguna infección o simplemente complicar el proceso por mala cicatrización.

Si ya estas súper decidid@ a tatuarte, elige siempre un lugar serio, completamente certificado con profesionales, indaga en el lugar, stalkéalos. Estas poniendo tu salud en sus manos, cualquier mínima infección podría volverse un desastre.

Lo primero que sucederá cuando llegues es que te darán un formato en el que anotarás todos tus datos y certificarás que vas por voluntad propia; en ese papel debes poner que tienes diabetes, pero además te aconsejo que se lo digas a tu tatuador. Normalmente tendrá la consideración de asegurarse que te sientas bien durante el proceso.


Te recomiendo también, que vayas descansado y bien alimentado, porque dependiendo la zona es más o menos doloroso (aunque no conozco en absoluto tu umbral de dolor). Por otro lado, dependerá del tamaño y el nivel de complejidad del dibujo, el tiempo que durará llevarlo a cabo, y como te sometes a un proceso que podríamos llamar de “estrés”, es muy normal que tus niveles de glucosa incrementen en el inter.

Para las personas con diabetes no es muy recomendable tatuarnos en áreas como pies, tobillos, espinillas o partes donde normalmente nos inyectaríamos.

Si ya lo has hecho o lo vas a hacer, me encantaría que me compartieras tu experiencia.

Saludos.

Este es un vil pretexto para compartirte una de mis recetas favoritas, sin embargo puedo jurar y escupir que tiene grandes beneficios, sobretodo para quienes tenemos el problemita de almacenar glucosa en la sangre.

Entre algunos beneficios, logra por sus riquísimas propiedades evitar que la glucosa se convierta en grasa nociva y que se acumule en el cuerpo.

Normalmente esta receta la preparo en las noches, que es cuando consumo menos carbohidratos.

NOPALES A LA MEXICANA (esa soy yo). Ración para una persona.

Ingredientes

 4 Nopales muy tiernos

1 Jitomate guaje

¼ de cebolla

½ chile serrano

1 limón

Orégano

Sal

  1. Pica los 4 nopales, el jitomate, la cebolla y el chille serrano. La cebolla medianamente fina.
  2. En un bowl, mézclalos mientras les agregas el jugo de un limón, sal al gusto y una pizca de orégano.
  3. Una vez que está todo revuelto, están listos para servirse.

El resultado es un pico de gallo en realidad. Normalmente lo sirvo con tostadas; de esas que son MUY SANAS (por evitarme el tema de la marca), pero es que no tienen grasa, y son muy ricas.

Y bueno, definitivamente le tienes que perder el asco a la baba del nopal, porque como en realidad son crudos y están muy tiernos, tienen muchísima.

Si los haces, me encantaría que me contaras la experiencia.

¡Saludos!


… o sea, yo.

Llevaba varias semanas queriendo compartir contigo, querido lector de esta revista, lo que a continuación escribí.

Como ya sabes (creo), soy coordinadora de vestuario, especialista en moda, asesora de imagen y además tengo diabetes tipo 1; y así como mantengo una constante capacitación de salud para compartir información valiosa contigo por este medio, también me doy a la tarea constante de actualizarme en moda e imagen; de tal suerte que un día, navegando en la red, me encontré con un articulo que decía más o menos así: “ 5 secretos de belleza de las francesas”… o algo por el estilo. Así que decidí refutar dicho post y hacer mi propia versión.

5 trucos de belleza que he descubierto a través de los años por mi condición y mi profesión, y puedo jurar y escupir, que no son exclusivos de mi género, por lo que puedo presumir que más bien, son propios de mi país. ¡Viva México!

En efecto, el estilo y clase de las francesas es un destino al que tod@s queremos llegar, pero sé de un@ que otr@ francés(a) que prefiere el encanto y sensualidad de l@s mexican@s.

Aquí mis conclusiones:

  • Aunque algunas veces, nos sobre maquillaje, nunca nos faltan ganas de bailar.
  • Nos bañamos para oler bien rico y mantener nuestra piel hidratada, lo hacemos diario mientras cantamos, y también la regadera con la llave cerrada, se puede convertir en pista de baile.
  • Tal vez nosotr@s no tomemos vino en la comida diario, pero en nuestras mesas jamás falta el chile, maíz y frijol, en cualquier presentación, lo que nos regala una dieta rica en súper poderes; está estudiado que aquellas personas que basan su dieta en el consumo de chile no se enferman con tanta facilidad por causas de bacterias, que el maíz no contiene gluten, lo que significa que el estómago absorbe mejor los nutrientes, y el frijol es sumamente rico en hierro, proteínas y antioxidantes, lo que en conjunto o por separado, comer estos tres alimentos nos hacen más felices, al menos a mi me pone contenta, como con ganas de bailar.
  • Nos reímos de las desgracias, y ya sabes que con la risa lo que pasa es que trae muchos beneficios que se relacionan directamente con la salud, y mientras escribo esto mi pie baila porque mientras lo hago, escucho musiquita y pues me dan ganas de bailar.
  • Cualquier momento es bueno para bailar, no importa cómo, dónde, ni la hora del día.

Bailar mantiene los niveles de glucosa súuuuper estables, porque es el mejor ejercicio de cardio que existe.

En fin, por eso l@s mexican@s somos doblemente bell@s… bueno, los latinos en general.


En todos mis días con diabetes, jamás había escuchado que alguien me dijera “pero la diabetes que tú tienes es la grave ¿no?”, hasta hace un par de días. Yo sólo volteé los ojos, respiré y contesté “no”. Mantuve una conversación mental conmigo y mi cerebro decidiendo si explicarle o no, y es que a veces no tengo paciencia, me siento como cuando mi madre me pide que le explique cómo usar su teléfono nuevo; y por otro lado, pienso también que las personas no deberíamos externar nuestros comentarios sin fundamento, pero invariablemente, todos caemos de alguna u otra forma, con algún tema que desconocemos pero que creemos dominar sólo porque el primo de un amigo nos contó, o escuchamos o simplemente nos imaginamos, pero la realidad es que no tenemos ni la más mínima idea.


La diabetes tipo 1 aparece cuando el propio organismo destruye las células beta del páncreas, las que producen la insulina. Este tipo de diabetes suele darse en personas jóvenes y niños. El tratamiento de la diabetes mellitus tipo 1 consiste en suministrar insulina por vía subcutánea para cubrir el consumo de carbohidratos del individuo.

La diabetes tipo 2, es la que desarrollan, generalmente, personas mayores de 40 años. En un inicio el páncreas sí produce insulina, pero el problema es que esta insulina no funciona bien porque la hormona tiene problemas de acción en las células del músculo o del hígado por ejemplo. Estos problemas suelen deberse a la presencia de obesidad, tabaquismo, entre otros, de manera que una dieta adecuada y la práctica de ejercicio, para controlar el peso y la condición física son el tratamiento inicial. Si a pesar de ello, el problema no se resuelve, se pueden utilizar diferentes medicamentos orales. Cuando la evolución de la diabetes es larga, el páncreas se agota y fabrica cada vez menos insulina, con lo que en algunos casos, el tratamiento con insulina también es necesario en la diabetes tipo 2.


Tal vez la próxima vez que alguien externe su “rusticidad” (estoy intentando ser muy política, ¿ves?) con respecto al tema “diabetes”, después de sacar mi escudo protector les regale la versión impresa de este post que estoy dispuesta a imprimir en millares.